El elegir estar con una persona por el resto de nuestra vida es una de las decisiones más importantes. Tener una pareja nos llena de ilusión sobre vivir muchos momentos especiales, cumplir metas juntos y ser felices. Y cuando inevitablemente llega el momento de decirle adiós para siempre a esta persona con quien compartíamos todos nuestros días, ya nada parece tener sentido.

¿Cómo vivir el duelo por la muerte de mi pareja?
Recuerda que habrá días buenos y días malos

Cuando te encuentres en un día malo no debes de olvidar que siempre vendrán mejores. El proceso que estás viviendo es muy difícil, pero eres lo suficientemente fuerte para salir adelante.

Debes estar consciente que tendrás que re-aprender a vivir tu vida

El perder a tu pareja implica eliminar ciertas rutinas, costumbres y cambiarlas por nuevas. Nuestros hábitos diarios se ven afectados y debemos de ser tolerantes al cambio y vivir este proceso poco a poco.

Vive tu duelo a tu manera

El duelo es un proceso y como tal, hay que vivir cada una de sus etapas. Déjalo fluir, descubre poco a poco tus emociones y aprende a controlarlas. Sé paciente, no te apresures ni fuerces a sentirte bien, tú mismo cuerpo te dará señales de cuando haya concluido este proceso.

Expresa lo que sientes

Tus seres queridos están ahí para apoyarte. No escondas tus sentimientos, ni reprimas tu llanto, desahógate sin miedo a ser juzgado y verás cómo poco a poco encuentras la paz que necesitas.

Recuerda que lamentablemente las pérdidas son parte de la vida y aunque hoy nada parezca tener sentido, poco a poco lograrás reinventarte y encontrar nuevas motivaciones. Quizá ya nada será igual que antes, pero puedes concentrarte en nuevos objetivos y honrar la memoria de esa persona que te regaló muchos bellos recuerdos que permanecerán contigo para siempre.